Nuevo semestre, nuevas obligaciones

0 comentarios

Nuevo año y nuevo semestre. Muchas responsabilidades y actividades desde que amanece hasta que anochece. Desafortunadamente, el Instituto a incluido dos materias de ciencias sociales (me hubiera gustado más, que incluyeran materias de programación) y tengo uno que otro problema con el horario de mis 2 escuelas. El horario de mi carrera de matemáticas se traslapa con las materias de ciencias sociales de mi carrera de ingeniería. Por lo general, dichas materias de sociales son paja que se añade al semestre ya que solo nos hacen leer libros...¡¡pero de superación personal!!. Lo peor es que mi profesora (sociales) toma muy en cuenta las faltas. Ni modo, tendré que ir a su clase.

Cisticerco: Un asesino silencioso

124 comentarios

Es un error común creer que la carne de cerdo es la culpable de la cisticercosis. Algunos creen que al evitar comer carne de este animal, están a salvo de desarrollar cisticercosis, lo cual tampoco es cierto.
Aclaremos algunos puntos primero. La Taenia solium o mejor conocida como solitaria es un gusano plano segmentado, que tiene como huésped definitivo al ser humano. Este gusano tiene varias fases antes de alcanzar por completo su desarrollo.

Como adulto, este gusano se compone de segmentos llamados proglótidos los cuales pueden llegar a contener 50,000 huevecillos (no se pueden ver a simple vista) y son expulsados en las heces del ser humano. Aquí pueden ocurrir dos cosas:

  • Las heces son ingeridas por los puercos (así es, estos lindos animales se las comen) y los huevecillos pasaran al siguiente estado que es la cisticercosis porcina. Si algún ser humano ingiere puerco contaminado, entonces desarrollara una teniasis (solitaria), pero no cisticercosis. El ciclo de la solitaria vuelve a comenzar.
  • El ser humano portador de la solitaria o alguien cercano ingiere sus propias heces (por falta de higiene, como es el no lavarse las manos) en este caso los huevecillos se filtran al torrente sanguíneo invadiendo músculos y otros órganos. Con lo cual ahora si, desarrollara la temible cisticercosis humana.
Los cisticercos se localizan con mayor frecuencia en los músculos esqueléticos, sistema nervioso, ojos, tejido graso subcutáneo y corazón. Pueden causar ceguera, parálisis o incluso un daño neurológico traumático. Por supuesto la muerte es una consecuencia de todo esto.
Hay que aclarar, que el cerdo no es realmente el culpable en el contagio de la cisticercosis y teniasis. Si se trata de señalar acusadoramente, entonces la culpa la tiene el ser humano al utilizar al puerco como una especie de limpiador de desperdicios como se acostumbra en algunas rancherias.
Por otra parte, una persona con teniasis que no tenga una higiene adecuada (lavarse muuy bien las manos) puede impregnar con huevecillos de tenia todo lo que prepare (y toque). Luego uno puede desarrollar cisticercosis al ingerir practicamente cualquier alimento. Así que es mejor evitar esos tacos, quesadillas,huaraches, tortas, raspados, frutas etc... son deliciosos, pero sin la higiene adecuada pueden ser mortales.
Debo añadir algo más para darle tintes de horror a este texto; se han llegado a encontrar huevecillos de tenia incluso en los pasamanos del transporte publico (camiones, metros, microbuses etc) debido aquella gente sucia que no se lava las manos. Lo peor de todo es que la persona que tiene cisticercosis no manifiesta ningún malestar hasta que ya es demasiado tarde, estos síntomas pueden darse incluso hasta 20 años después de haber ingerido los huevecillos de tenia. Por otra parte determinar a tiempo si una persona tiene cisticercosis es difícil y muy costoso. Si a eso le añadimos la enorme corrupción que hay aquí en México en normas de salubridad y procesamiento de carne... bueno, en fin, feliz año nuevo.

Fuentes:
http://www-lab.biomedicas.unam.mx/cistimex/s1.html#capitulo1
http://www.emedicine.com/emerg/topic119.htm